ORDENE EN LINEA PRESIONANDO AQUI

La miel 🍯 la esclavitud de las abejas 🐝

¿Sabías que…? 1️⃣2️⃣ abejas obreras tardan toda una vida en elaborar 1 sola cucharadita de miel; para esto las abejas tienen que visitar más de dos millones de flores. Se necesitan 556 abejas para crear aproximadamente 16 oz o el frasco de miel que compramos regularmente en un mercado.

Gran parte de las abejas que habitan nuestro planeta sufren de varias formas debido a la explotación de los recursos naturales o al sobreúso de estos por parte de los seres humanos. Uno de los principales factores que contribuyen a esto es la gran demanda de miel de abeja a nivel mundial.

Por esa razón, las ideologías que promueve el veganismo como movimiento, buscando siempre promover la protección de todos en el ecosistema, establecen que la miel de abeja no es considerada un “producto vegano”  pues involucra en su producción la  explotación animal.

Muchas personas pueden pensar que las abejas no sufren. Sin embargo, las evidencias disponibles indican que, como muchos otros invertebrados con sistema nervioso centralizado, sí tienen la capacidad de sufrir y disfrutar. A pesar de esto, como ocurre en el caso de otros animales, son utilizadas para beneficio humano, de maneras que muchas personas desconocen. Su explotación provoca el sufrimiento y la muerte de un gran número de estas. Esto sucede especialmente con la miel que las abejas producen por la ingestión de polen que luego regurgitan de manera repetida. Al tomar la miel de las abejas, como industrialmente se hace, muchas abejas son lastimadas de varias maneras y otras son asesinadas.

¿Cómo se usan las abejas para elaborar miel?

La miel es producida por las abejas mediante la ingestión de néctar, que luego regurgitan, repitiendo este proceso varias veces. Durante el mismo su organismo añade enzimas al néctar. Las abejas guardan la miel en los panales al regurgitarla en una celda. Esta es luego cubierta totalmente con cera. Este proceso ocurre para que la miel pueda consumirse luego por las abejas en el futuro (¡ES SU PROVISIÓN!).

La explotación de las abejas se realiza especialmente para la extracción de miel, que se vende en grandes cantidades. Para extraer la miel con mayor facilidad se les aplica calor a las colmenas mientras las abejas se encuentran en la misma. Extraer la miel a las abejas sin que sean asesinadas, significa de todas maneras dejarlas sin comida. Se les brinda agua con azúcar como sustituto bajo la especulación de que este alimento puede sustituir el consumo de miel para ellas. Sin embargo, el azúcar altamente procesado que le ofrecen no es un alimento adecuado para ellas, sufriendo así desnutrición entre otras condiciones.

La miel no es el único producto obtenido como consecuencia de la explotación de las abejas. Otros productos  comunes para cuya producción son utilizadas las abejas son el veneno, el polen, la jalea real, el propóleo y la cera. Además, las abejas son importantísimas en el servicio ecosistémico de polinización y en la producción de alimentos.

Emplear y apoyar técnicas de producción que ponen en peligro la existencia misma de estos invertebrados, literalmente significa poner en riesgo nuestra propia existencia. ¡Es hora ya de que repensemos las maneras como nos relacionamos con los animales! Es un asunto Planetario…

Fuente: Ética Animal
Adaptación: Génesis Ramos &  Loumiry Sánchez

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published